Entrevista para Tele Aranda
(Aranda de Duero)




... / TELE ARANDA
La cantidad de actos que ha habido durante estos días, la verdad que merece la pena destacarlos, y precisamente ayer hubo un concierto multitudinario de nuestra orquesta mítica, la orquesta Odessa. Se hacía en el campo de fútbol Virgen de las Viñas ante una gran expectación de jóvenes y mayores que no se quisieron perder esta que es una de las primeras actuaciones de la orquesta en este verano. Van a tener una agenda apretadísima. Vamos a hablar con uno de sus componentes, que nos va a explicar un poquitín qué proyectos tiene en mente esta orquesta que lleva funcionando desde el año 1978 con seis componentes.

Pues empezamos ya "El verano ya llegó", el último programa de esta semana, hoy es viernes, y ya saben que ayer, como todos los días durante esta semana, tuvimos un concierto, en esta ocasión en el campo de fútbol Virgen Viñas, con motivo, precisamente, de la Semana Joven que ya está a punto de finalizar, esa Semana Joven que nos dejó ayer una verbena con nuestro grupo mítico de verbenas, una orquesta de aquí, de Aranda de Duero, la orquesta Odessa. Precisamente estamos con uno de sus miembros, bajista y miembro fundador en 1978.

—Frutos, muy buenas.
—Hola, buenas, ¿qué hay?
—Bueno, ya Odessa desde el año 1978... ¡No ha llovido ya! Vamos, prácticamente nada desde que os fundasteis.
—Sí, claro. Bueno, para mí, por lo menos, que fui uno de los fundadores junto con mi hermano Santi, el guitarrista. Entonces han pasado bastantes años, pero Odessa está aquí, funcionando, y yo creo que con muy buena aceptación del público.
—Han pasado muchos años llegando hasta la actualidad, hasta este 2008, ahora seis componentes, gente joven, gente con más experiencia, un grupo que está ahí, sigue ahí, y que os va magníficamente bien, por lo que veo.
—Sí, nosotros somos de los pocos grupos que funcionan por libre, que vamos sin mánager, entonces es complicado trabajar así, pero nosotros lo hemos conseguido, y estamos en nuestra zona, en la Ribera del Duero, trabajando en un montón de pueblos de la zona, y yo creo que funcionando muy bien, porque hacemos un montón de galas en temporada, y es nuestro trabajo. Así funcionamos.
—Aproximadamente hacéis cerca de 70 galas al año, ¿verdad?
—Sí, en estos últimos años venimos haciendo sobre las 70 galas aproximadamente. Nosotros lo valoramos en todo el año, porque en realidad nuestras actuaciones son durante todo el año, aunque la temporada fuerte es en verano, y principalmente ahora. Desde ahora hasta últimos de Septiembre, casi todos los días dándole ahí.
—Supongo que precisamente esto es un punto a destacar, que en invierno también trabajáis, que no paráis la orquesta. Igual muchas sólo se dedican a trabajar en verano, ¿no?
—Claro. Nuestra orquesta es profesional, o sea, tiene una estructura grande, un tráiler escenario muy montado... Los primeros años de la composición del grupo era en plan hobby, y vas comprando aparatos es para funcionar, pero claro, ya llevamos unos cuantos años que es una empresa, o sea, están los músicos contratados y todo funciona correctamente, como cualquier trabajo. Es así, funciona todo mucho más controlado, y eso es.
—Un verano muy ajetreado el que os espera, como a prácticamente la mayoría de las orquestas, puesto que empiezan las verbenas, las fiestas de los pueblos, la Ribera está llena de fiestas, y precisamente ahora, nada más terminar esta entrevista, Frutos y sus otros cinco compañeros se van a ir a las fiestas de Peñaranda, ¿verdad?, para tocar esta noche.
—Sí, hoy nos toca en Peñaranda. Ayer estuvimos aquí, en Aranda, en el campo de fútbol Virgen de las Viñas con un público excepcional, donde yo creo que hubo muy buen ambiente hasta última hora, y hoy nos toca en Peñaranda. Allí comienzan las fiestas, y tenemos un baile de tarde, luego por la noche, y también supongo que habrá mucha gente y nos lo pasaremos muy bien.
—Bueno, y el resto del verano, coméntanos un poco las citas que tenemos con Odessa en la Ribera del Duero.
—Sí. Bueno, como somos un grupo de la zona, normalmente repetimos bastante los pueblos, porque ya somos conocidos, y hay pueblos que un año no vas y que salen nuevos, pero por regla general, muchos los repites, por ejemplo iremos a primeros de Agosto a Adrada de Haza, que es una fiesta muy fuerte, iremos a Campillo, a Pardilla, a todos los pueblos de la zona, a Sotillo de la Ribera, a Baños de Valdearados, a Montejo de la Vega... Es que no quiero dejarme ninguno...
—Sí, son tantísimos, ¿no? Son tantas galas este verano... Y para llegar a una de las finales, supongo, del verano, que es aquí, en fiestas de Aranda, ¿verdad? El sábado 13 de Septiembre vais a actuar pues en las fiestas de nuestra localidad.
—Sí, en las fiestas patronales de Septiembre. Ya llevamos dos años actuando en estas fiestas, y se nos había colocado en el último sábado de las fiestas porque era un día fuerte, con mucho público, tremendo. Entonces este año se ha decidido por parte del Ayuntamiento que actuemos el primer sábado de Fiestas. Bueno, pues estamos encantados, porque es quizá uno de los días más importantes de Fiestas, y esperamos que guste a todo el mundo, claro.
—Ahí, el Ayuntamiento sí se nota, ¿no?, que apoya a las bandas de aquí, porque en este caso vosotros habéis actuado en Fiestas de Aranda, lo volvéis a hacer, habéis estado en la Semana Joven, estuvisteis también en la noche de San Juan, aunque las inclemencias meteorológicas no dejaron disfrutar de la verbena en plenitud, y se tuvo que suspender, pero bueno, ayer estuvisteis de nuevo para el público arandino en una noche, además, muy especial, porque hubo muchísima animación.


—Sí, sí. Nosotros tenemos que agradecer muy mucho a la Casa de la Juventud, porque ha contado con nosotros durante prácticamente toda nuestra vida para la verbena de San Juan, entonces eso es de agradecer, y luego el Ayuntamiento de Aranda, pues lo mismo, llevamos unos cuantos años que cuenta con nosotros para Fiestas Patronales, y lo valoramos mucho, o sea que agradecemos mucho poder tocar aquí, prácticamente en nuestra zona, porque hay músicos que son de aquí, de Aranda, y otros de la zona cercana. Bien, muy contentos vamos por ahora.
—Hay que destacar también el equipo que lleva la orquesta Odessa, un equipo moderno, con la última tecnología, que ya lleva siendo lo habitual durante estos últimos años, ¿verdad?
—Sí. Nosotros siempre hemos sido de los que hemos preferido comprar un equipo caro y bueno y que nos dure más, que no un equipo que a los dos años estés un poco descontento y cambies, ¿no? Hasta ahora habíamos tenido un equipo profesional, el Martin Audio, y este año hemos hecho una adquisición importante, hemos comprado el sistema Meyer Line Array, que es uno de los sistemas que se utiliza en todas las giras internacionales para artistas famosos. Quizá no sea muy habitual en orquestas de baile, pero nos hemos metido ahí, un equipo importante y carísimo, pero que lo tenemos con mucho orgullo y muy satisfechos.
—La temática de una noche de verbena con la orquesta Odessa supongo que será la tradicional de las verbenas de los pueblos, pues esos primeros minutos de pasodobles y folklore, después pasamos ya a música más pop, para finalizar con grupos más rockeros, ¿no?
—Sí... Hombre, hay que adaptarse a cada lugar. Por ejemplo, ayer era: Semana Joven, Aranda de Duero, Fiesta, Juventud, empiezas a las once, no hay baile de tarde, que solemos decir... Entonces adaptas un repertorio más a la gente joven. Por ejemplo, hoy en Peñaranda hay un baile de tarde en el que saldrán matrimonios y las peñas a bailar, entonces tienes que hacer bailes más pachangueros, pasodobles, mexicanas y animación. Cada cosa en su momento. Hay fiestas en pleno Agosto que terminas casi a las seis de la mañana, imagínate, pues más caña, más rock and roll. A esas horas es así. Yo creo que en ese sentido somos bastante profesionales, porque llevamos muchos años, y sabemos adaptarnos... el repertorio sabemos adaptarlo a cada situación.
—Supongo que en el año 78 las cosas serían diferentes, ¿no? Sería más la romería de la tarde, igual dos o tres horillas por la noche, pero no se alargaba una verbena hasta las seis de la mañana.
—Claro, no. Las cosas han cambiado mucho. Antiguamente, hace muchos años, la verdad es que al músico se le tenía más considerado en el sentido en que se le ofrecía cenar en el pueblo, a quedarte... Estaban más pendientes de ti en ese sentido. Las verbenas muy diferentes, porque tocabas a lo mejor hasta las dos, las dos y media o las tres, y ya todo se terminaba, recogías en cinco minutos, y para casa. Ahora no, ahora es más profesional, son estructuras muy grandes, camiones escenario como el que tenemos... Es que eso es mucho equipo, y claro, las verbenas empiezan más tarde, terminas más tarde, y bueno, es otra forma de ver las cosas, pero estamos en esta situación, estamos en el 2008, y estamos aquí, que es lo importante.
—Me imagino que también será difícil, a pesar de ser una orquesta reconocida y con una gran solera, acudir cada verano a más fiestas, porque lo cierto es que las fiestas de los pueblos tienden a desaparecer, y ya no hay tantas verbenas como antes.
—Hombre, a desaparecer yo creo que no es la palabra más justa...
—En los pueblos pequeños quizá, ¿no?
—Sí, lo que sí que se tiende es a quitar días. Antiguamente se hacían cuatro o cinco días, incluso todos los días iba la misma orquesta, pero últimamente los domingos en Mayo o Junio se van retirando en muchos pueblos, y claro, por eso te quedan menos días de actuación, pero vamos, es así, hay que adaptarse a los tiempos modernos, y no hay más. Yo creo que la verbena en sí nunca se quitará, porque es música en directo, lo tocas en ese mismo momento, y te adaptas al público que hay, es lo bonito de las verbenas, la gente baila, se lo pasa bien...
—Aparte de tu hermano y tú, los fundadores de Odessa, ¿el resto de los miembros actuales también se dedican todo el año a la orquesta?
—Los seis componentes se dedican a la orquesta durante todo el año. Quiero decir que a Odessa le salen actuaciones, y claro, hay que hacerlas, está hecha así la cosa, pero en invierno hay poquitas actuaciones, y más o menos sabemos cuándo las vamos a tener, entonces los otros músicos, los compañeros, tienen otros trabajos en invierno que se lo adaptan a la orquesta.
—Pues muy bien, pues nada, Frutos, muchísimas gracias por venir aquí, por contarnos más cosas acerca de Odessa, que os vaya estupendamente este verano con tantos conciertos, con tantas verbenas, y nada, a seguir como hasta ahora, y a ver si duráis muchísimos años más, y ahí estáis dando el callo por los pueblos de la Ribera. Muchísimas gracias.
—Pues nada, gracias a vosotros por contar con nosotros, y nos vemos en la próxima fiesta.
—Ha sido un placer, allí nos veremos.
—Vale.

Señores, nosotros seguimos en "El verano ya llegó", y ahora les ofrecemos, como siempre, la noticia de la Junta de Castilla y León.


© 2017 Odessa